En un momento dado de nuestras vidas tenemos que renunciar a una u otra actividad. Puede ser de nuestros lugares de trabajo, nuestros cargos de la Iglesia, de